Home
Little Wing
Alita
Yah 1
Yah 1 Sp
Yah 2
Yah 2 Sp
Yah 3
Yah 3 Sp
Yah 4
Yah 4 Sp
Contact Us
Blog
BlogEspñl
Short Stories
Cuentos Cortos
eBooks
Ciencia Ficción y Fantasía
Lectura apta para todos
February, 2013
March, 2013
April, 2013
May, 2013
Mucho Antes del Principio – Resumen de los capítulos 07 a 09

 


Capítulo 7 – AASED y el Arte de la Guerra

Los otros cadetes describen los problemas que tuvieron con la domesticación. Mona crea una cucaracha gigante y accidentalmente guarda un huevecillo de cucaracha en el bolsillo de su chaqueta. Los cadetes aprenden el Arte de Ajustes Súbitos a Entornos Diferentes o AASED. Más tarde, aprenden el Arte de la Guerra y sus diez principios. Van al planeta Ured para una práctica de guerra real. Todos los cadetes pierden excepto Yah quien aplica los Principios de la Guerra y el AASED.


Extracto: «¿Por qué está prohibido?» preguntó Yah.

         «Bueno, se supone que no debemos mezclar invertebrados con vertebrados, y fue lo que yo hice. Esta ‘cucaracha’ tiene dos luces azules en la espalda, parecidas a los ‘ojos’ en la cola de un pavo real pero iluminados; no se puede domesticar, crece a un tamaño gigantesco y es feroz. Los Vigías vinieron y se la llevaron a los campos. Más tarde, Alf se refirió a Bambú* como Punzada-Punzada».**

*Nombre original que Mona le dio a la cucaracha. **La misma cucaracha re-nombrada por Alf. 

 

Capítulo 8 – Brazaletes Lanzarrayos y una Despedida Nostálgica

Annur les explica a los cadetes su viaje venidero y su visita al planeta descubierto. Los cadetes llevan a cabo los últimos preparativos del viaje. Esa tarde, Yah, Sid y Ada se ejercitan en el disparo de sus armas. Al caer la noche, el trío sube a la azotea del castillo donde se pueden contemplar miles de galaxias. Cuatro de las cinco lunas de Zorec también se pueden ver en la bóveda celeste. Al hablar sobre las lunas, sienten cierta nostalgia. 

Extracto: «Ahora me pregunto qué tan lejos estará el agujero de gusano Eanono. Esta es la primera vez que voy a atravesar un agujero de gusano realmente largo. ¿Han atravesado un agujero de gusano largo antes?» les preguntó Yah a Sid y a Ada.

         «No», fue la respuesta de ambos amigos.

         «Un día, mi papá me dijo que la experiencia es realmente única. Que uno siente estar en dos lugares a la vez», continuó Yah.

         «¿Qué quieres decir?» preguntó Ada.

         «Bueno, me dijo que él recuerda cuando estaba atravesando un agujero de gusano largo. Me dijo que estaba sentado a la mesa en el comedor cuando, al mismo tiempo, se vio a sí mismo caminar al final del pasillo. En un abrir y cerrar de ojos se hallaba, de hecho, caminando en el pasillo, y que hasta volteó para verse a sí mismo sentado a la mesa, pero que ya no estaba allí.…»

 

Capítulo 9 – Descubrimientos por Dentro y por Fuera

Se inicia la expedición. Los cadetes comienzan a familiarizarse con la Audaz.* También quieren probar su propia nave espacial de combate antes de ir a cazar meteoros. Los cadetes se preparan para salir al espacio. También aprenden que las luces en el interior de la nave escolta están sincronizadas con los días y las noches de Zorec. Si el interior de la Audaz está oscuro, es que es de noche en Zorec.

*Audaz = Nombre de la Nave Espacial Escolta de las Expediciones 

Extracto: Yah se dio cuenta de que la comandante d’Nor continuaba incrementando la velocidad y de que estaba bajando los otros dos motores impulsores. Una vez fuera, los echó a andar e incrementó la velocidad de la nave a dos zumbeles (2 •Z•). Cada zumbel equivale a cien mil años luz por hora, es decir, una velocidad de novecientos ochenta y seis mil, seiscientos treinta y ocho billones, ochocientos mil millones de kilómetros por hora (986,638,800,000,000,000 km/h). En otras palabras, a esta velocidad uno puede atravesar el Universo (un diámetro de ciento cincuenta y seis mil  millones de años luz) en ochenta y nueve años, nueve días, más o menos.

            Después de alcanzar la velocidad de crucero que es de tres zumbeles (3 •Z•), lo que equivale a dos trillones, novecientos cincuenta y nueve mil, novecientos dieciséis billones, cuatrocientos mil millones de kilómetros por hora (2,959,916,400,000,000,000 km/h) la comandante d’Nor apagó los cuatro motores impulsores. Entonces bajó los dos motores de frenado o de retropropulsión. 

 

De la serie Yah y los Cadetes del Espacio / Mucho Antes del Principio / La Primera Expedición  

Un comentario de una de nuestras lectoras:

 

Dear Mr. Taylor,

 

I am busy reading the Third book of Yah and the Space Cadets - Star Rise. Will there be any other books of Yah and his friends? I just LOVE the way you write, I could not switch my kindle off. Lettie

(Traducción por el propio autor: Estimado señor Taylor:

Estoy ocupada leyendo el tercer libro de Yah y los Cadetes del Espacio – Levante de la Estrella. ¿Va a haber otros libros de Yah y sus amigos? A mí me ENCANTA su forma de escribir, no podía apagar mi Kindle. Lettie) 

(Ciencia Ficción y Fantasía – Lectura apta para todos – Disponible también en inglés – Sólo $2.99 en los EE.UU. – ¡Léalo en su dispositivo móvil!) 

Versión hispana: http://www.amazon.com/dp/B00408B0VQ

Versión inglesa: http://www.amazon.com/dp/B003YOSWX6 

Derechos de autor, © 2013 TT&T Publishers – All rights reserved (Derechos Reservados)

<< Back Add New Comment
0 items total
Add New Comment
Name*
Subject*
Comment*
Please type the confirmation code you see on the image*
Reload image

HomeLittle WingAlitaYah 1Yah 1 SpYah 2Yah 2 SpYah 3Yah 3 SpYah 4Yah 4 SpContact UsBlogBlogEspñlShort StoriesCuentos Cortos